lunes, 26 de octubre de 2015

¿Saliste de cirugía? ¡Recupérate con música!



Dicen que la música calma a las bestias… pero ¿conseguiría reducir el dolor? Para averiguarlo, científicos británicos analizaron diferentes evaluaciones del impacto de la música en la recuperación postoperatoria. En total, se consideraron cerca de 7mil pacientes.
Por salud o estética, la mayoría de las personas alrededor del mundo se someten a un procedimiento quirúrgico en algún momento de sus vidas: Apendectomía, biopsias, cataratas, cesárea, mastectomía,  extirpación de vesícula, Injertos, extirpación de Hemorroides, y muchas, muchas otras.
La tendencia actual es realizar cirugías sin anestesia. ¿Te lo imaginas? Independientemente de si se utiliza anestesia o no, el postoperatorio es un momento difícil para los pacientes, y se requiere rehabilitación física y mental del paciente. Una estrategia es el uso de la música para mejorar la experiencia en el hospital de los pacientes. 

Según las evaluaciones previas, y los resultados del meta-análisis, se confirma que sin importar la elección de la música, el momento y la duración,  sí existe un vínculo entre la música en la sala de operaciones y una reducción significativa en el dolor postoperatorio, la ansiedad postoperatoria y la necesidad de medicación analgésica tras la operación. Y más aún, la música mostró ser eficaz incluso cuando los pacientes estaban bajo anestesia general.


 
En la actualidad, la música no se usa de forma rutinaria durante las etapas del período perioperatorio. Y eso que es una estrategia de bajo costo y sería fácilmente adaptable a entornos clínicos individuales. De acuerdo al estudio en cuestión, si te acompañas de música de tu agrado desde que te informan que te realizarán una intervención quirúrgica hasta tu incorporación a tu vida cotidiana, podrás reducir el dolor y la ansiedad.