¿Cuánto sabes de la enfermedad de Huntington?

Este padecimiento, causado por una mutación genética, es una enfermedad neurodegenerativa progresiva, fatal, e incurable.

Probablemente usted haya conocido a gente que padece esta enfermedad. Los trastornos psicológicos pueden derivar en fuertes episodios depresivos. También la memoria, la capacidad de concentración y las facultades cognitivas disminuyen. Pero la parte visible, y tal vez familiar a nosotros, es el movimiento exagerado de las extremidades y la aparición de muecas repentinas. Con el tiempo cada vez es más difícil hablar y tragar. Hacia el final de la enfermedad, cada movimiento es más prolongado y doloroso. Lamentablemente para quien la padece y para sus allegados, la enfermedad termina en una fuerte demencia, que puede incluir deseos de suicidio.

Para el tratamiento de la enfermedad se han usado trasplantes de tejido nervioso. Pero en estudios recientes, en los cuales realizaron autopsia a pacientes que habían recibido un trasplante nervios, se encontró que el tejido trasplantado no sólo tenía una vida útil corta sino que era más vulnerable a la degeneración que los tejidos propios de los pacientes. También se observó que el sistema inmune de los pacientes respondía atacando los componentes neuronales del injerto. De todo el injerto, las neuronas de proyección –que son las responsables de la recepción de estímulos y conducción del impulso nervioso– parecían ser el subtipo neuronal más vulnerable, lo cual corresponde al progreso natural de la enfermedad de Huntington. Estos descubrimientos recientes colocan en interrogación al trasplante de tejido como tratamiento y sugieren nuevas estrategias que se enfoquen a las reacciones de respuesta inmune y de inflamación de los pacientes con enfermedad de Huntington.

Entradas populares de este blog

¿Sabes cuántos años tienen los cardones?

¿Sabías que hay peces que viven en los árboles?

¿Sabes con cuántas áreas naturales protegidas cuenta México?