viernes, 7 de marzo de 2014

¿Bailarinas verdes?

¡No! Se trata de Salvinia (Salvinia natans), un helecho flotante.
  

Imagen y parte de la info fue tomada de http://www.sciencephoto.com/


Lo que vemos es un detalle de una micrografía electrónica de barrido de una hoja de esta planta. Algo que distingue a las hojas de esta planta, son unos pelos hidrófobos en su superficie, que además están cubiertos con cera, lo que evita que el agua toque las hojas. Cada uno de estos pelos en forma de bailarina… o de batidor, poseen extremos hidrófilos, lo que les ayuda a adherirse ligeramente al agua, y las mantiene estables en la superficie del agua.

Tomada de http://es.wikipedia.org

La combinación de una superficie hidrofóbica con puntas hidrofílicas atrapa aire bajo la estructura y se le llama "Efecto Salvinia". Las bolsas de aire atrapado en la base de los pelos de Salvinia reducen la fricción en el agua y ayudan a que la planta flote.

Estas superficies de retención de aire son de gran interés en la industria naval. Un buque puede consumir cantidades altas tan solo por la fricción producida por el arrastre del agua en sus cascos. Este arrastre podría reducirse drásticamente con el "Efecto Salvinia", una capa de aire entre el casco del buque y el agua, ahorraría grandes cantidades de combustible.

Sí, las características estructurales de este helecho flotante han inspirado recubrimientos impermeables especiales. Con tan solo un 10% de disminución en la fricción, se estima un ahorro de 20 millones de toneladas de petróleo al año.

Si a un revestimiento de este tipo se le combina con otra tecnología, como una capa de burbujas de aire creada mediante el bombeo de aire hacia la parte inferior de la nave, se estima que la reducción de la resistencia a la fricción entre la parte inferior del buque y el agua de mar, llegaría a ser muy importante con el consiguiente beneficio económico.