¿Tu comportamiento te genera recompensas?


La dopamina es una hormona y neurotransmisor en el sistema nervioso central. Participa en el comportamiento, la actividad motora, la regulación de la producción de leche, el sueño, el humor, la atención, el aprendizaje, y el comportamiento de motivación y recompensa.
Se sabe que la dopamina juega un papel clave en los procesos de comportamientos relacionados con recompensas. Pero su papel exacto es aun no está claro. Por lo pronto, las neuronas dopaminérgicas –es decir, las neuronas cuyo neurotransmisor primario es la dopamina, responden a situaciones inesperadas de recompensas. Tal respuesta se vuelve condicionada después de frecuentes estados de recompensa. Por el contrario, la actividad de las neuronas de dopamina disminuye si no se obtiene la recompensa esperada. Cuando un animal aprende asociar una señal específica a una recompensa, la señal no sólo tiene características predictivas, sino que puede volverse deseable. Así que de manera natural, repetimos los comportamientos que conduce a recompensas.
Para el estudio de las bases genéticas y moleculares de conductas complejas y para el modelado de ciertas enfermedades neuropsiquiátricas, no hay especie más valiosa que el ratón. Para comprender algunos procesos, como los relacionados con la adicción, se depende en gran medida de los ensayos preclínicos. Sin embargo, no se contaba con estudios suficientes sobre los paradigmas de conducta adicción en el ratón. Ahora, un equipo internacional ha desarrollado nuevos paradigmas para que futuros estudios sobre las adicciones den una explicación sólida de los factores neuronales, moleculares y genéticos que sustentan las conductas relacionadas con la recompensa.
Además de la comprensión de la conducta de adicción, los estudios sobre los procesos relacionados a la recompensa nos permitirán tener un mayor entendimiento de algunas enfermedades como la esquizofrenia.

Entradas populares de este blog

¿Sabes cuántos años tienen los cardones?

¿Sabías que hay peces que viven en los árboles?

¿Sabes con cuántas áreas naturales protegidas cuenta México?