¡Un miembro más en la familia humana!


En diciembre pasado, los científicos revelaron evidencias notables de un grupo antiguo de humanos llamado Denisovans, que se cruzaron con nuestra especie y dejaron una huella genética en las personas que hoy viven en el sureste de Asia.
Un equipo internacional de científicos llevó a cabo un estudio genético de un hueso del dedo y un diente molar descubierto en la Cueva Denisova, en las montañas de Altai, en Siberia. Descubrieron que este antiguo humano compartía 4-6% de su material genético con algunos melanesios de días presentes.
En marzo, el equipo obtuvo la secuencia de un ADN mitocondrial completo del mismo hueso del dedo, que data de hace aproximadamente 40 mil años, mostrando que no era de un humano moderno, ni de Neandertal. Aunque más cercano, genéticamente, a este último grupo. Pero lo más notable fue que el Denisovan también está relacionado con un grupo de seres humanos vivos, los   melanesios, que viven en algunos de las islas del sureste de Asia. Los seres humanos modernos (Homo sapiens) emigraron de África hace entre 55 mil y 60mil años. Pero ¿se mezclaron con otras especies de humanos? La respuesta llegó en mayo de 2010, cuando se obtuvieron pruebas genéticas que demostraron que los humanos modernos fuera de África comparten información genética con los neandertales. Y ahora los genes Denisova También se han añadido a la mezcla genética humana. ¿Cuánta cruza hubo? En términos de acontecimientos de mestizaje, sólo pudieron ser dos: una en el Oriente Medio, unos 60mil años atrás, lo que dejó un 2,5% de genes de Neandertal  en los humanos africanos recientes. Y  un evento posterior en el suroeste de Asia que agregó un 5% de ADN Denisovan en los ancestros de los modernos melanesios.

Entradas populares de este blog

¿Sabes cuántos años tienen los cardones?

¿Sabías que hay peces que viven en los árboles?

¿Sabes con cuántas áreas naturales protegidas cuenta México?