¿Cómo suena tu voz en una grabadora?

El sonido puede alcanzar el oído interno a través de dos trayectorias separadas. El sonido conducido por el Aire se transmite desde el ambiente circundante a través del canal auditivo externo, del tímpano y del oído medio a la cóclea. El sonido conducido por nuestros huesos alcanza la cóclea directamente a través de los tejidos de la cabeza.

Ambas rutas de conducción del sonido afectan lo que percibimos. Cuando hablamos, la energía sonora se dispersa en el aire alrededor nuestro y alcanza la cóclea a través del oído externo por conducción del aire. Pero el sonido también viaja desde las cuerdas vocales y otras estructuras directamente hacia la cóclea. La voz que oímos cuando hablamos es la combinación del sonido llevado por ambas trayectorias. A esa suma de sonidos le llamamos y reconocemos como nuestra voz normal. Sin embargo, cuando escuchamos una grabación nuestra, se elimina el sonido que se transmitió por nuestros huesos y sólo escuchamos el sonido que conducido por el aire. El efecto inverso lo conseguimos cuando hablamos con los oídos tapados.

Fuente: Scientific American

Entradas populares de este blog

¿Sabes cuántos años tienen los cardones?

¿Sabías que hay peces que viven en los árboles?

¿Sabes con cuántas áreas naturales protegidas cuenta México?