¿Estrés? Puedes resistir más



Una proteína celular llamada HDAC6, descrita recientemente como guardián de la biología de esteroides en el cerebro podría ser la clave para nuevas terapias que pretenden impedir el desarrollo de trastornos asociados al estrés, tales como la depresión y el trastorno de estrés postraumático. Así lo encontraron investigadores de la Universidad de Pennsylvania, quienes afirman que esta molécula podría aumentar la capacidad del cuerpo para resistir a los efectos negativos del estrés.
Los investigadores afirman que el principal mecanismo de acción de esta molécula se realiza a través de la mediación del efecto de los glucocorticoides en el estado de ánimo y las emociones. El cuerpo secreta de manera natural dichos glucocorticoides cuando estamos expuestos al estrés. Una pequeña cantidad de estas hormonas ayuda con la función normal del cerebro, pero su exceso es un factor precipitante para relacionados con los trastornos de estrés.
Durante años, los científicos han buscado maneras de prevenir los efectos nocivos del estrés mediante el bloqueo de los glucocorticoides en las neuronas. Sin embargo, esto ha sido tarea difícil por interferir de forma simultánea con otras funciones de estas hormonas, tales como la regulación de la función inmune y el metabolismo energético. En el nuevo estudio, se sugiere que la HDAC6 es capaz de producir estos efectos puede utilizarse como un posible biomarcador de vulnerabilidad al estrés. Los niveles de esta proteína en los órganos de los pacientes se pueden medir con una simple prueba. Esto podría ayudar a los médicos averiguar quién corre el mayor riesgo de convertirse en depresivo.
Para comprender mejor el vínculo entre la HDAC6 y el desarrollo de la capacidad de recuperación de estrés los científicos colegas desarrollaron, en ratones, un enfoque genético para manipular directamente los niveles de HDAC6 en las neuronas. Encontraron que al reducir la expresión de la proteína HDAC6, reducían de forma drástica los síntomas de aversión social y ansiedad ante la agresión.
Esta investigación podría permitir avances en el estudio de las causas del desurde de estrés postraumático, así como unas posibles pruebas de detección temprana. El ejército está especialmente interesado en este estudio, dado el elevado número de soldados que desarrollan esta condición mental.

Entradas populares de este blog

¿Sabes cuántos años tienen los cardones?

¿Sabías que hay peces que viven en los árboles?

¿Sabes con cuántas áreas naturales protegidas cuenta México?